KM.42

Un proyecto fotográfico, educacional y sin ánimo de lucro de Joan Vendrell en colaboración con la ONG Colabora Birmania para el desarrollo de la creatividad y expresión fotográfica de niños Birmanos inmigrantes.

Los protagonistas:

El desarrollo del proyecto:

Después de muchos meses de preparación, gestiones e ilusión, ya hemos visitado la escuela Km.42 en Tailandia.

Durante unos días, entre las 10h y las 11h he sido el profesor de fotografía para un grupo de alumnos seleccionados de 10 años de edad. Y como no disponen de material alguno, les hemos entregado 20 cámaras que Canon nos ha cedido.

La principal idea del proyecto es que se divirtieran y que a la vez sean capaces de descubrir la Fotografía como herramienta de comunicación.

Al igual que los niños de la guardería Chicken School que también hemos visitado, en el Km.42 todos son muy educados y respetuosos, me han escuchado atentamente mientras les decía que “lo importante no es la cámara sino vuestra cabeza y vuestros ojos” espero que se diviertan con mis aportaciones!

Aparte de la cámaras disponemos de una impresora Canon Selphy que se ha convertido en una protagonista inesperada, haciendo las delicias de los niños, imprimiendo fotos de forma mágica! (se han quedado alucinados)

Esta experiencia la realizo en familia, me acompañan mi mujer y mis dos hijas que han estado jugando con los niños y al mismo tiempo descubriendo otra realidad.

A continuación una selección de fotos de esta aventura:

 

Objetivos
  • Dar la oportunidad a los niños Birmanos inmigrados a Mae Sot, Tailandia de poder expresarse mediante la fotografía.
  • Ofrecer una formación fotográfica básica.
  • Facilitarles el material para que puedan desempeñar las prácticas y el proyecto.
  • Crear un vídeo documental y material fotográfico de toda la experiencia.
  • Explicar al mayor número de personas la situación de estos niños.
¿En qué consiste?

Joan Vendrell, fotógrafo freelance y co-fundador de Naturpixel viajará a Mae Sot (Tailandia) dónde la ONG “Colabora Birmania” desarrolla proyectos educativos con varias escuelas de la zona.

Con la colaboración del centro educativo Km.42 y Colabora Birmania hemos seleccionado un grupo de alumnos para participar en el proyecto.

Se les ha ofrecido formación fotográfica básica, material fotográfico (cámara) y los conocimientos y motivación necesarios para que cada uno de ellos puedan fotografiar su vida cotidiana y así expresarse y explicar su situación.

¿A quién va dirigido?

A los niños inmigrantes birmanos que a causa de la situación política de su país se han visto obligados a huir de su país y que ahora reciben una educación digna en las escuelas de Mae Sot, Tailandia.

¿Quienes somos?

1) Joan Vendrell – Naturpixel:

Fotógrafo freelance y cofundador de Naturpixel, empeñado en compartir sus conocimientos fotográficos con los demás y así mostrar el poder de la Fotografía como herramienta de comunicación y conocimiento.

Si quieres saber más aquí la información detallada.

2) Colabora Birmania:

En 2008 cuatro personas que no se conocía tuvieron la misma inquietud: emprender un viaje alrededor del mundo.
Lo que no sabían es que la curiosidad a lo desconocido y las ganas de trabajar, les unirían en Mae Sot, un pequeño pueblo de Tailandia a 4km de la frontera con Birmania.

Allí se conocieron haciendo un voluntariado en escuelas de inmigrantes birmanos, impartiendo clases de inglés a niños y a monjes budistas. En unos meses descubrieron la realidad de un pueblo que a causa de una dictadura vive muchas injusticias y se ha visto obligado a huir de su país.

Después de esta gran experiencia, decidieron dejar sus vidas en España, crear una organización y trabajar junto a los refugiados birmanos en Mae Sot de una forma profesional y permanente.

¿Cómo nos puedes ayudar?
  • Si tienes un blog, la mejor forma de ayudarnos es escribiendo sobre el proyecto y/o moviéndolo a través de las redes sociales. Si necesitas más información estoy a tu disposición.
  • Con una donación a través de Paypal

_5D_3769

este proyecto ha sido posible gracias a

20121219043122!Canon_logo

1bcf05_e9e7ee95dbfb352ea6cf8cf24dfce8fa.jpg_srz_p_270_90_75_22_0.50_1.20_0

Aprovechando nuestra estancia en Mae Sot, Colabora Birmania también nos ha mostrado otro proyecto que gestiona, la guardería Chicken School


 
Uno de los proyectos de la ONG Colabora Birmania es la guardería rural Chicken School, situada a 10km de Mae Sot ofrece educación y “lunch” a casi 140 niños de origen birmano comprendidos, en su mayoria, entre los 3 y los 6 años.

La jornada ha empezado en el mercado Birmano de Mae Sot, Marc y Sara de Colabora Birmania se encargan de realizar la compra semanal para los niños de la Chicken School.

Hemos comprado arroz, pollo, pescado fermentado y algunas cosas más, con 70€ de presupuesto semanal, se alimentan a todos los niños, 70€/semana para unos 140 niños!!!

El mercado Birmano de Mae Sot es impresionante, vehículos de todas clases circulan en todas direcciones mientras una multitud compra en las paradas. Hay todo tipo de alimentos y el ambiente desprende un olor muy característico pero indefinible.

Mientras Marc y Sara compraban yo he aprovechado para realizar las fotos, todo el mundo se ha mostrado simpático conmigo y si he pededo permiso para realizar algún retrato siempre han respondido afirmativamente. Aunque el ambiente es chocante te hacen sentir bien y puedes fotografiar relajadamente.

Una vez terminada la compra, nos hemos dirigido a la Chicken School para traerles su comida y hacerles una visita.

Estos niños son tremendamente educados, tranquilos, simpáticos y respetuosos. En la Chicken School todo está en orden y a los niños se les ve felices, muy felices. Al principio las caras han sido de timidez, por ambas partes, mis hijas Berta y Ona también se mostraban cautelosas, pero a los pocos minutos ya jugaban entre ellos, el maravilloso lenguaje internacional de los niños!

Después han empezado a preparar la comida, mientras los más fuertes colocaban las mesas otros montaban los platos y el resto esperaban sentados, ordenados y con la intención de meditar, cosa que no conseguían todos. Una vez la comida ha estado servida han organizado una fila para sentarse en escrupuloso orden, sin gritos ni riñas y cuando todos han estado delante del plato han empezado a comer.

La Chicken School depende de Colabora Birmania y a la vez de nosotros, nuestra ayuda y donaciones son imprescindibles.

Y a continuación una selección de fotos: