mg_0896

Paseando por Amsterdam me tropecé con un hombre de cierta edad, muy alto, vestía uno de esos abrigos negros y largos hasta los pies, yo andaba distraído pensando sobre el Holandés Errante sí, el barco fantasma que según la leyenda debe surcar los océanos sin poder volver a puerto… el hombre se dirigía a las escaleras mecánicas de un centro comercial, yo también, al levantar la cabeza me encontré con la foto delante de mis narices.

Suscríbete y recibe información exclusiva

Suscríbete y recibe información exclusiva

fotografía - viajes - marketing - wordpress

Te has suscrito correctamente, gracias!

Suscribirse
Accede

Pin It on Pinterest