Sun Walking

Tuve la suerte, durante unos años, de disfrutar de 2 horas cada mediodía para comer con mis compañeros, las comidas se convertían en fiestas, las risas eran constantes hasta el punto de ponerse a llorar por no aguantar reír mas. Una cámara compacta me acompañaba a...

Pin It on Pinterest